Categories

As a recruiter, you have to think like a marketer, act like a hunter, but be human at the end of the day
— Sarang Brahme, Capgemini
¿Qué es un candidate persona?

¿Qué es un candidate persona?

Como recruiter, cada día lo tienes más difícil para encontrar a los candidatos altamente cualificados y que encajen a la perfección ya no sólo con los requerimientos de tus ofertas de empleo, sino también con los valores y la cultura de tu empresa. Para que ocurra el fantástico perfect fit, tienes que entender a la perfección qué quiere tu candidato ideal, por qué querría trabajar en tu empresa y cómo planea llegar allí. Trabajar con candidate personas es un comienzo.

Antes de entrar al lío… ¿a quién buscas exactamente? No me refiero a las habilidades que esperas del candidato, o al título y cargo. Me refiero a ¿cómo es realmente tu candidato ideal? ¿Cómo es exactamente el candidato que encajaría a la perfección con tu cultura corporativa?

Si no puedes dar una respuesta concreta a estas preguntas, será muy difícil evaluar cuál es el mejor candidato para cada oferta. Está claro que cualquier profesional que contrates sin tener esta información puede parecer genial, pero a la larga puede no funcionar si no encaja con la representación mental de tu candidato ideal.

En este post te explicaré qué es un candidate persona y cómo crearlo para que te ayude a atraer talento y contratar profesionales más adecuados para tus ofertas.

Una forma de conocer de verdad a tus candidatos que jamás se te ocurriría: candidate personas
¡Twittea!
Candidate persona

¿Qué es un candidate persona?

Un candidate persona es una representación semi-ficticia de tu candidato ideal, y se forma a través de la definición de las características y las habilidades que tiene el perfil más adecuado para tu empresa.

Crear estos perfiles te ayudará a dirigir mejor tus procesos de selección hacia los profesionales adecuados, a enfocar mucho más adecuadamente la estrategia de reclutamiento hacia los perfiles que realmente quieres contratar y a asegurar un cultural fit desde el primer contacto de los candidatos contigo.

Un candidate persona es la personificación del candidato que quieres reclutar, y te permite conocer sus objetivos, sus aspiraciones, sus retos, sus formas y fuentes de comunicación preferidas, para acercarte a ellos de la forma más adecuada.

¿De dónde viene el término candidate persona?

Hemos adoptado el concepto del Inbound Marketing y proviene de lo que en esta técnica se conoce como buyer persona o cliente ideal. Como dicen los chicos de 40defiebre.com, un buyer persona es “una representación semi-ficticia del consumidor final (o potencial) construida a partir su información demográfica, comportamiento, necesidades y motivaciones.” El objetivo de construir este personaje es ponerte en el lugar del público objetivo y entender a la perfección sus problemas y cómo tú puedes ayudarle.

Pero no se trata de elegir un segmento de la población y dirigir tus campañas a ellos, se trata de abrir una pequeña ventana a la vida de personas reales, con sentimientos, motivaciones, problemas y necesidades. Se trata de conocer a las personas a las que te diriges, pensar como ellas, compartir su día a día, de forma que cuando piensas en los lectores de tu blog o en los compradores de tus zapatos veganos, no piensas en una masa informe de personas, sino que piensas en Sandra, que está intentando dar un vuelco a su carrera profesional, o piensas en Jordi, que hace poco que ha dejado de basar su dieta en productos animales y quiere dejar de vestir con productos de origen animal.

Acotar la información del comprador potencial te permite saber mucho mejor cómo puedes solucionar sus problemas, y una forma de lograrlo es personificar a estos perfiles: darles nombre, ponerles una cara y construir una vida a su alrededor.

Crear Candidate personas

¿Cómo crear candidate personas?

#1 Investiga

Lo primero que tienes que hacer para construir un candidate persona es investigar, recopilar información relevante y datos reales a través de cualquier herramienta que sirva para esto, para darte una visión general de cómo son los candidatos que quieres contratar. Puedes obtener todo este valioso conocimiento sobre tus candidatos a través de entrevistas y encuestas que realices a tus empleados o incluso a candidatos con los que hayas tratado hasta el momento, o estudios existentes que te acerquen un poco a las tendencias actuales sobre el talento.

Algunas preguntas que puedes considerar para crear tus personajes son éstas:

  • ¿Cuántos años tiene? ¿Vive en una gran ciudad o en un pueblo?

  • ¿Qué estudios y formación tiene? ¿Cuánto tiempo lleva en activo? ¿Tiene experiencia?

  • ¿Cómo es un día en su vida? ¿Está trabajando?

  • ¿En qué medios se comunica? ¿Qué redes sociales usa? ¿Asiste a meetups?

  • ¿Cuáles son sus objetivos en la vida? ¿Qué retos tiene?

#2 Crea perfiles

Cuando tengas estas respuestas, crea un perfil: asígnale un nombre a cada candidato, busca una fotografía que le represente y cuéntate (sí, a ti) su historia. Es un ejercicio divertido pero no por ello debe dejar de ser riguroso: puede servirte recordar algunas personas que hayas conocido y que encajen en patrones. Si son historias que has ido encontrándote a lo largo de tu experiencia y que son comunes, te servirán seguro, sobre todo si las contrataciones salieron redondas.

Pongamos un ejemplo. Este es Christian, un desarrollador back-end de 24 años, enamorado de los video-juegos, al que sólo le motiva trabajar en un proyecto en el que cree, no el sueldo a final de mes. Ha trabajado en dos empresas pequeñas y no está interesado en trabajar en grandes corporaciones o en lugares que no le permitan crecer. Está en formación continua, no entrega un trabajo si no está completamente convencido de que el código está impoluto. No tiene perfil en LinkedIn, pero es un usuario activo de comunidades como GitHub. Su objetivo es seguir aprendiendo para mejorar su perfil. Christian encajaría muy bien en una oferta de Desarrollador Back-end Junior.

#3 Déjalo por escrito

Nada de esto vale si está sólo en tu cabeza, porque sólo lo conoces tú y porque se te puede olvidar. Lo ideal es que crees un documento donde dejes por escrito tanto los resultados de tu investigación previa como las historias de tus candidate personas. Tenerlo en un archivo online será perfecto: podrás consultar los datos siempre que quieras, podrás mantener vivos a los candidate personas y podrás compartir todos los perfiles con tus compañeros de equipo.

Candidate persona

¿Cómo te ayudan los candidate personas?

Si tu trabajo da sus frutos, conseguirás alinear mucho mejor tus esfuerzos de reclutamiento y, además:

  • Crearás ofertas de empleo mucho más relevantes para tus candidate personas
  • Entenderás y sacarás mayor provecho de los canales de atracción de talento
  • Conseguirás más inscritos a tus ofertas, más adecuados a las especificaciones y un cultural fit más temprano
  • Mejorarás la experiencia del candidato, porque todo el proceso se adecuará perfectamente a él/ella

Y tú, ¿alguna vez has creado un candidate persona o algo que se le acerque mucho? Me encantará que lo compartas en un comentario.

¡Un saludo y hasta la próxima!

7 habilidades que vas a necesitar para ser mejor recruiter en 2017

7 habilidades que vas a necesitar para ser mejor recruiter en 2017

Marketing para Recursos Humanos: 4 técnicas para atraer talento

Marketing para Recursos Humanos: 4 técnicas para atraer talento