Categories

As a recruiter, you have to think like a marketer, act like a hunter, but be human at the end of the day
— Sarang Brahme, Capgemini
Email Marketing para RRHH: 6 trucos para escribir emails como un/a pro

Email Marketing para RRHH: 6 trucos para escribir emails como un/a pro

Es un hecho: nuestras bandejas de entrada de email están siempre a rebosar (especialmente al volver de vacaciones, como seguramente os esté pasando a muchos 😅). Esto indica dos cosas: que, pese a que muchos digan que el email marketing está muerto, está vivito y coleando; y que es más importante que nunca destacar sobre el resto. El email sigue siendo una de las herramientas que más usamos para comunicarnos con compañeros de trabajo, posibles clientes, proveedores…, así que tiene sentido pensar que es una buena forma de establecer lazos y construir relaciones con candidatos potenciales.

Pero seguramente no soy yo la única que lo piensa, y muchas personas estarán ya currándose formas de destacar y mantener el engagement de sus candidatos. Así que este post te ayudará a mejorar como recruiter y ver mejores resultados en la comunicación con tus candidatos.

¿Qué es el email marketing?

Según la Wikipedia, email marketing es el acto de enviar un mensaje comercial, usualmente a un grupo de personas, a través del email. En el sentido más amplio, cualquier email enviado a un cliente potencial o actual podría considerarse email marketing. Y de esto justamente vamos a hablar hoy: no voy a entrar en cómo hacer una campaña masiva de email marketing exitosa, o cómo medirla, porque esto igual aún te queda un poco lejos, sino que voy a darte trucos para que mejores las técnicas que ya estás usando porque, ¡sí!, ya estás haciendo email marketing aunque no lo supieras.
 

Clases de emails que cubriremos en este post

Lo dicho, hoy aprenderás claves para mejorar la conversión de lo que ya sueles hacer y, con un poco de suerte, descubrirás cosas nuevas. Vamos a hablar de estos emails a rasgos generales, ya sean automáticos, manuales o drip; seguro que todos te suenan:

  • Primer contacto con un candidato

  • Follow-up sobre un contacto

  • Respuesta a candidatos inscritos

  • Invitación a phone screening, a entrevista, a visita...

  • Notificación de cambio en el estado de la candidatura: promocionado, descartado, vacante cerrada…

  • Envío de oferta

  • Email de onboarding

  • Email de petición de referral

Cada uno de estos emails tiene un objetivo, un timing, unos receptores distintos, por lo que voy a darte consejos genéricos. En otro post hablaremos de posibles plantillas para cada uno de ellos, pero mientras tanto puedes descargar los templates de email que creamos Carla y yo en Talent Clue.

 

email marketing para rrhh y recruiting

Técnicas y trucos de email marketing para Recursos Humanos y Reclutamiento

#1 Conoce muy bien a quién estás escribiéndole

Es un paso previo, antes de ponerte a enviar campañas de email como loco/a, conoce muy bien a la persona o grupo con el que vas a comunicarte: esto te dará muchas pistas de cómo enfocar los mensajes, los canales y tus objetivos. ¿Y si, para empezar, la persona a la que quieres enviarle un mail, prefiere que le escriban por LinkedIn y no abrirá nunca tu email? Hacer un estudio de tu candidate persona te brindará las claves sobre cómo, cuándo y a través de dónde comunicarte con tus candidatos potenciales. Pero bueno, supongamos que el medio adecuado es el email.

#2 Escribe asuntos de email claros, concisos y atractivos que hasta tú querrías abrir

El asunto del email, lo primero que verá el potencial candidato de tu email: es la oportunidad para conseguir que abra tu mensaje, así que tiene que ser extremadamente atractivo pero a la vez explicativo, tiene que despertar interés en el candidato e informarle de tus intenciones. Pero ten cuidado, porque tienes que apelar a su curiosidad y si le destripas toda la película antes, ya podrá decidir si le interesa o no y borrar el email directamente. Para ello puedes crear una brecha de información, lo que no es más que “no dárselo todo masticado en el asunto”. Esmérate en que sea corto y ten cuidado en el uso de palabras que puedan activar los filtros de spam (gratis, ganar, regalo). Puedes incluso usar emojis o símbolos para destacar en su bandeja de entrada: yo los saco de esta web cuando escribo en el ordenador.

#3 Personaliza, personaliza, personaliza y personaliza

Wait a second… ¡y personaliza! En todos los aspectos, en todos los momentos, “personaliza” como mantra en la vida. Se ha llegado a des-humanizar el email marketing, y también los Recursos Humanos, y muchas veces se habla de que las herramientas de automatización tienen la culpa. ¡Pero no! ☝️ Al menos yo no lo creo: estas herramientas te ayudan a ser más ágil gestionando la comunicación y, aunque los mensajes sean automáticamente desencadenados por acciones en el software o por acciones del candidato, los sistemas de reclutamiento te permiten elegir cómo se desencadenan, según qué reglas, te permiten usar comodines personalizables y agregar contenido en función de los intereses de cada candidato. O sea que el candidato, al final, tiene una sensación de personalización: le llegan correos adaptados a sus necesidades y adecuados al punto en el que se encuentra respecto a la toma de decisión sobre una empresa u oferta.

Éstas son sólo algunas de las formas de personalizar para mejorar tu email marketing para reclutar talento:

  • Usa un remitente real: tu nombre, tu nombre + el de tu empresa, con apellidos, sin apellidos, tu apodo; lo que sea, pero que sea real, cercano y profesional.

  • Usa una dirección real a la que poder contestar: olvídate del mítico noreply@tuaburridaempresa.com y opta por una alternativa que alente respuestas a tus mensajes.

  • Incluye el nombre del candidato: ya sea con comodines en un software o manualmente en tu Gmail o Outlook, incluye el nombre del candidato en el email, sin pasarte, claro.

  • Incluye el nombre de la oferta a la que se inscribió: además de demostrar atención, le facilitarás la vida al candidato, que quizá no recuerde a qué oferta te refieres

  • Dale background: recuérdale por qué le escribes para darle contexto de quién eres y qué esperas que haga ahora.

  • No envíes lo mismo a todo el mundo: puede ser tentador escribir un email tipo, incluir a tus 1392487 contactos y darle a enviar. Vale, no lo hagas. Piensa muy bien en las tácticas anteriores y personaliza el candidate journey, es decir ten en cuenta en qué momento se encuentra el candidato (si te conoce, si no, si es el primer contacto, si ya se ha inscrito a varias ofertas, si fue descartado, si está pendiente de aceptar una oferta…) y actúa en consecuencia.

#4 Incluye siempre un call-to-action claro, conciso y atractivo

Antes de entrar, ¿qué es un call-to-action? A partir de ahora vamos a llamarlo CTA, porque es más corto y es la jerga de Marketing, pero básicamente es una llamada a la acción, lo que quieres haga que el lector de tu email. Puede ser un enlace que te envía a una oferta de empleo, o un botón que te anima a suscribirte a la newsletter de una empresa. Incluso podríamos llegar a considerar que el hecho de que alguien responda a tu email sea un CTA, porque es una acción-objetivo y puedes medir si lo hacen o no.

Al lío. Tus emails tienen que tener un objetivo y una acción claros, así que lo primero que debes pensar es qué quieres conseguir con el email que estás escribiendo: ¿que el candidato se inscriba a una oferta?, ¿que te envíe su currículum?, ¿que conozca más de tu empresa?, ¿que vaya a tus oficinas a una entrevista? Tenerlo claro (o decidirlo) te ayudará a encaminar todo el copy del email y, sobre todo, a construir un CTA claro y conciso. Si esperas del candidato que realice múltiples acciones, al final se confundirá y quizá no vaya del todo bien.

Según el tono de comunicación de tu empresa, podrás hacerlo más o menos atractivo, pero siempre estará bien darle un rollito, y que no parezcas un robot. Por ejemplo, puedes decir “Conoce más de la empresa” o “Curiosea nuestra empresa”.

#5 Convéncele, no sólo le hables de ti y tu maravillosa empresa

Sobre todo en emails de primer contacto (cold emails), follow-up e incluso en el envío de la carta de oferta, es muy importante entender que debes sacar a relucir tus habilidades de vendedor/a, a.k.a. convicción. Volcar en un email toda la información práctica sobre tu empresa y la oferta no le aportará demasiado, en cambio, haz un ejercicio de pensar por qué a esa persona en concreto podría interesarle esa oportunidad en concreto.

Ponte en sus zapatos, y piensa en los argumentos que conseguirán que quiera escucharte: al final, estás vendiendo un lugar ideal para trabajar, probablemente a personas que ya están felizmente trabajando en otra empresa. Aprovecho para enlazarte este post que Carla y Christian escribieron en Talent Clue sobre por qué los profesionales rechazan ofertas.

Éstas son sólo algunas de las tácticas que puedes seguir para convencerles:

  • Enlázale tu página de empleo, así podrá navegar por toda la información que considera relevante sobre tu empresa

  • Cuéntale cuál es el propósito o misión de tu empresa y háblale de cómo él o ella puede contribuir a mejorar el mundo (ejemplos brutales de Tesla, Airbnb o Typeform 😍 😍)

  • Explícale qué hacéis fuera de lo común y que sea diferente a otras empresas similares

  • Cuéntale cómo son sus compañeros, cómo son sus jefes y los equipos

  • Háblale de las tecnologías o metodologías de trabajo que seguís y que pueden ser atractivas

  • Déjale claras las oportunidades de crecimiento reales

  • Ponle fácil que contacte con sus posibles futuros compañeros para pedirles referencias

  • Enumérale los beneficios como empleado que tiene trabajar en tu empresa

  • Envíale vídeos o fotos que lo demuestren

#6 Aprovecha tu firma

No subestimes esta parte: si el candidato está interesado en tu empresa, tu oferta o incluso en ti como recruiter, mirará esta última parte con atención, así que es tu oportunidad para darle un toque original y para incluir información que pueda ser de interés.

  • Tu nombre: enlazarlo a tu perfil de LinkedIn facilitará la vida al lector de tu email que, seguro, irá a buscarte en esta red social

  • Tu cargo:le dará una perspectiva sobre con quién de la empresa está hablando

  • Tu empresa: nombre, enlace, redes sociales, información relevante...

  • Información de contacto: deja al candidato que elija si quiere escribirte, seguirte en redes sociales, llamarte...

  • El enlace a tu página de empleo: así el candidato podrá conoceros más de cerca y, además, consultar el resto de ofertas

Aplica estos trucos y mejorarás el email marketing en tu estrategia de reclutamiento

Primero eres persona, luego eres recruiter; igual que el candidato, primero es persona. Y seguramente detrás de un email hay muchas oportunidades de crecimiento y colaboración, así que te recomiendo que veas cada punto de contacto como algo importante y de lo que puedes sacar mucho jugo. Aplicando estos trucos conseguirás significantes mejoras en las respuestas a tus emails y las conversiones: así es como monté toda la estrategia de email marketing en el reclutamiento de Talent Clue cuando no existía nada, y los candidatos no han parado de darnos su feedback: cómo de diferentes somos, cómo de cuidados se sienten y cómo parece que nos conozcamos previamente cuando vienen a las oficinas a hacer entrevistas. ¡Da gusto recibir comentarios así! 😌

Los pasos para convertir tu página de empleo en un ejemplo estelar [+ inspiración]

Los pasos para convertir tu página de empleo en un ejemplo estelar [+ inspiración]

Los 8 blogs sobre RRHH y Marketing que más me molan a.k.a a los que soy adicta

Los 8 blogs sobre RRHH y Marketing que más me molan a.k.a a los que soy adicta