Categories

As a recruiter, you have to think like a marketer, act like a hunter, but be human at the end of the day
— Sarang Brahme, Capgemini
Marketing para Recursos Humanos: 4 técnicas para atraer talento

Marketing para Recursos Humanos: 4 técnicas para atraer talento

El Marketing y los Recursos Humanos están relacionándose cada vez más, porque en ambos sectores estamos dándonos cuenta de que uno no puede ser sin el otro. Prepararse para el futuro de la atracción de talento implica re-pensar la forma en que vemos el reclutamiento y la forma en que entendemos y abordamos la relación empleador-candidato.

Para los reclutadores esto significa empezar a pensar como marketers y aplicar algunas de las competencias y técnicas de Marketing a su día a día como fundamentales. Al final, el proceso de adquisición de clientes se parece muchísimo al de adquisición de talento y los dos departamentos tienen el mismo objetivo: hacer crecer la compañía.

4 técnicas de Marketing aplicadas a Recursos Humanos para atraer talento

En este post hablaremos de 4 técnicas de Marketing y cómo aplicarlas a Recursos Humanos para definir y llegar a la audiencia que quieres convertir en candidatos de calidad para tu compañía. No son las únicas, ni mucho menos, pero te situarán.

4 técnicas ultra-marketinianas que te ayudarán a atraer talento ¡y a pensar como un/a marketer!
¡Twittea esto!
Crea una lovemark con Employer Branding

#1 Crea una lovemark con Employer Branding

Una lovemark es aquella marca que ha logrado enamorar a sus clientes hasta el punto de que no sólo la compran, sino que se identifican con sus valores corporativos e influencian a otros para que también la compren. Es esa marca que tiene un no-sé-qué-que-qué-sé-yo que lleva a su público a comprar por la emoción y a convertirse en un usuario fiel, como un quinceañero enamorado.

Es maravilloso, ¿verdad? Pues esto es lo que tienes que conseguir tú con la marca de tu empresa y con los candidatos potenciales: tienes que lograr que el mejor talento se identifique con los valores que definen a tu compañía, que muera por trabajar en tu equipo y que (cuando consiga estar dentro) te ayude a atraer a otros candidatos de calidad como él/ella. En definitiva, tienes que enamorar a tus candidatos.

Y ¿cómo vas a conseguir eso? Con trabajo duro y con una estrategia de Employer Branding que al final haga que tu marca se venda sola (o casi). Me gusta mucho decir que el Employer Branding es la más bonita y fiel representación del Marketing para Recursos Humanos y de esta gran unión de departamentos, porque aúna dos conceptos básicos de cada una de las dos disciplinas: Employer, es decir “empleador”, y Branding, literalmente “marca”. El objetivo de esta estrategia es conseguir un buen posicionamiento en el mercado laboral y que la empresa que la practica se convierta en un referente como empleador, en un lugar ideal para trabajar, en la rockstar de las empresas, en resumen.

¿Cómo te ayuda el Employer Branding a atraer talento?

Los candidatos más talentosos y exigentes eligen a las empresas en las que quieren trabajar a partir de la información que tienen de ellas. Remarquemos la palabra “eligen”: son ellos los que deciden dónde trabajan y tú, como reclutador/a, eres quien tiene que convencer a estos candidatos top para que trabajen en tu empresa y no en cualquiera de las otras 36 que les llaman cada mes. Ahora eres tú quien tiene que ser más listo/a que el resto y conseguir al mejor talento, y ahí entra en juego que tu empresa sea atractiva.

¿Tú qué preferirías, trabajar para tu lovemark, por ejemplo Apple, o trabajar en una empresa un poco “sin más”? Está claro. Y es porque Apple tiene una reputación ideal en lo que a trato de talento respecta. Un buen Employer Branding hace que tu marca viaje y llegue más lejos, hable por sí sola, logre que el talento se identifique con tus valores y con tu idea central.

#2 Crea candidate personas

En Marketing, y concretamente en Inbound Marketing, un buyer persona es una representación semi-ficticia del consumidor final (o potencial) construida a partir su información demográfica, comportamiento, necesidades y motivaciones. Se trata casi de dar vida a nuestro cliente ideal, a un personaje en el que basarnos para conceptualizar y ejecutar nuestras campañas de Marketing con el objetivo de ponernos cada vez más (y mejor) en el lugar de nuestro público objetivo para entender a la perfección qué podemos aportarle. Ya no es suficiente con decir “mi producto va dirigido a mujeres de entre 25 y 50 años de clase media”, sino que los buyer personas nos permiten más allá y decir “mi servicio de cursos online (por ejemplo) va dirigido a suplir una necesidad de especialización de Roberta, mujer de 27 años, sin hijos, recruiter IT que quiere estar al día de todas las novedades del sector pero que no tiene tiempo para asistir a clases presenciales”. ¿Ves? Mucho más acotado: nos permite pensar en qué problemas puede tener Roberta exactamente y, lo mejor, cómo solucionarlos.

Un candidate persona es muy parecido, y no sólo proviene del concepto de Marketing para Recursos Humanos, sino que también lo usan en Ventas y Desarrollo de Producto. Un candidate persona es una representación ficticia del candidato al que estás intentando reclutar, y te permite profundizar en sus objetivos, los retos que persigue, sus miedos, sus posibles objeciones, así como sus métodos de comunicación preferidos, en qué ambientes se mueve, si busca información, dónde la busca… Esto te permitirá desarrollar la forma más adecuada para acercarte a ellos.

Construir un candidate persona requiere mucha investigación, entrevistas, encuestas y análisis: todos estos datos te permitirán tener una visión general de cómo son aquellos candidatos a los que sueles dirigirte. Y no sólo a ti, sino que te permitirá documentar toda la información y la estrategia a seguir para compartirla con tu equipo.

¿Cómo te ayudan los candidate personas a atraer talento?

Si lo haces bien, los candidate personas te servirán para establecer una estrategia de reclutamiento basada en datos y mucho mejor dirigida y enfocada al candidato que idealmente quieres contratar, de modo que los perfiles se adecuarán mucho mejor a tus ofertas y te asegurarás un cultural fit desde el principio.

Saber exactamente a quién quieres contratar y qué le define te permitirá desarrollar formas de atracción de talento mucho más acordes a sus necesidades, estilo de vida y motivaciones, te acercará a sus expectativas y te mostrará como marca con un componente más humano. Y, créeme, eso atrae al talento. Según César Enríquez, “la creación de una estrategia de reclutamiento dirigida a hacer tu marca y/o empresa visible, e interactuar donde viven tus candidatos ideales no es nada diferente de crear un plan de marketing, por lo que la investigación, el análisis y la definición de tu mercado objetivo enfocado son las mejores maneras de conseguir a alguien para que [...] sea contratado”.

Mkt para RRHH - Tecnicas Atraer Talento - experience.png

#3 Crea contenido excepcional

Mucho se habla de “crear contenido” pero, ¿qué es realmente el Content Marketing? Es una estrategia de Marketing que se centra en crear y distribuir contenido de valor, relevante y consistente para atraer y retener una audiencia bien definida. Cualquier empresa que genera contenido en blogs, webs, vídeos, aplicaciones móviles o lo que sea, está haciendo Content Marketing para atraer y fidelizar clientes, con la idea de influir en el comportamiento de estos respecto a su marca.

Una empresa que se dedica a comercializar productos de belleza puede estar generando vídeos con trucos para maquillarse como una profesional; una empresa que vende productos tecnológicos puede tener un blog sobre tendencias del mundo de la tecnología; y así hasta el infinito. Lo importante aquí es que adoptes el Marketing para Recursos Humanos y empieces a contemplar la opción de crear contenido excepcional, no para tus clientes, sino pensando en tu candidate persona, pensando en el talento que quieres atraer, enamorar y contratar.

Necesitarás un plan táctico en el que decidas qué tipo de contenidos servirá mejor a tus objetivos, con qué frecuencia quieres publicar y, después, deberás pensar y estudiar con qué medios cuentas. En términos de:

  • Personas: ¿con qué equipo cuentas? ¿Tienes la posibilidad de colaborar con Marketing, con Recursos Humanos y con el resto de equipos? ¿Quién ejecuta?
  • Herramientas y tecnología: ¿dónde publicarás el contenido? ¿Existe ya un blog que sólo necesita ser re-pensado? ¿Empiezas de cero? ¿En qué herramientas te apoyarás?

¿Qué tipo de contenido puedes crear?

Se trata de presentar tu empresa como un lugar interesante en el que trabajar y atractivo de cara a tu audiencia, así que cualquier aspecto que os haga especiales, cualquier elemento de vuestra cultura o cualquier situación interesante podría servir si lo cuentas de forma memorable. Algunas ideas:

  • El día a día en tu empresa
  • Empleados trabajando, interactuando entre ellos
  • Eventos de la compañía
  • Citas de los empleados donde cuenten cómo es trabajar en la empresa
  • La experiencia de los empleados al entrar en la compañía
  • Vídeos sobre qué trabajo desempeñan
  • Sesiones formativas

Además del tipo de contenido, tienes que pensar en el formato en que lo presentarás, que dependerá de qué quieras comunicar y a quién:

  • Vídeos
  • Imágenes
  • Blog posts
  • Whitepapers o ebooks
  • Informes
  • Contenido visual tipo infografías o SlideShares
  • Contenido interactivo

¿Cómo te ayuda el Content Marketing a atraer talento?

El contenido que generas, el mensaje que envías y las historias que cuentas son lo que hará que los candidatos potenciales se sientan identificados con lo que ven y con los empleados actuales. Lo primero que tienes que pensar es en qué motiva a tu candidate persona y, después, centrarte en explotarlo todo lo que puedas tanto generando contenido relacionado como difundiéndolo en los canales adecuados.

Para tener éxito y para llegar a la audiencia que quieres atraer de forma efectiva, tu contenido tiene que contar una historia que empieza con el Employer Branding de tu compañía. Se trata de que alinees las motivaciones de tu audiencia con las de tu empresa, así las personas a las que llegues podrán determinar si lo que hacéis en tu compañía le interesa o no.

#4 Crea una comunidad y sé referente en redes sociales

Hoy en día, todo el mundo está en redes sociales de una forma u otra (a.k.a mejor o peor). Todo el mundo publica con más o menos frecuencia, interactúa en cierto modo con la audiencia que le sigue y algunos sacan algo de ello. Pero muchas veces olvidan que, más allá de llegar a un objetivo de tuits a publicar, a un número X de compartidos o a lo que sea, en las redes sociales se trata de conectar. ¿Y qué entiendo yo por conectar? Conocer bien a la audiencia, saber de qué y cómo hablarle y, en definitiva, crear una comunidad (o formar parte activa de una).

Es decir que no se trata simplemente de tener presencia en redes sociales, sino crear o pertenecer a una comunidad que encaje tanto con tu marca y su sector como con tu candidato ideal y sus intereses. Por eso, por ejemplo en el caso de talento tecnológico, no te bastará con LinkedIn, sino que tendrás que armarte de valor y entrar en terrenos quizá más desconocidos, como la comunidad de GitHub. O en el caso de expertos en Inbound Marketing, que tendrás que viajar a inbound.org.

¿Cómo te ayudan las redes sociales a atraer talento?

Básicamente, las redes sociales son el amplificador de lo que hemos hablado hasta ahora, son la mejor forma de comunicar tu talent brand a los candidate personas a través no sólo de tus ofertas sino de tu contenido excepcional. Pero, además:

  • Serán el canal de comunicación de tu Employer Branding y la cultura de tu empresa

  • Serán el lugar donde difundirás tus ofertas de empleo

  • Te situarán exactamente donde se encuentran tus candidatos activos (LinkedIn y Twitter) y pasivos (Facebook e Instagram)

  • Te permitirán interactuar en tiempo real con tus candidatos potenciales para aprender de y con ellos

  • Te convertirán en un referente en el sector

  • Te diferenciarán de tu competencia y te darán la oportunidad de destacar

Como recruiter, tienes que pensar como un marketer

Si estás aquí, confío en que es porque ya has empezado a pensar como un marketer. Ya hablaremos de ello más adelante, pero abrir tu mente y adquirir nuevas competencias marcará la diferencia entre quedarte atrás o, realmente, atraer al mejor talento. 

¿Has probado ya alguna de estas técnicas? ¡Cuéntanos tus resultados!

¿Qué es un candidate persona?

¿Qué es un candidate persona?

Quién soy yo y qué es Marketing con Talento

Quién soy yo y qué es Marketing con Talento